La RSC se difumina dentro de la opinión pública

  • La Responsabilidad Social Corporativa es un “concepto difícil de definir y controvertido”
  • La RSC no va dirigida solo a los planes o proyectos sociales
  • Alberto Andreu: “Tan importante es saber ‘cuánto se gana’, como saber ‘cómo se gana’

JUAN FERNANDO CAMPOS BULGARELLI*.- Responsabilidad Social Corporativa (RSC) es un término muy sonado, pero no del todo conocido y que provoca que su importancia en el mundo empresarial y en la opinión de las personas vaya mermando con el pasar del tiempo. El Observatorio de Responsabilidad Social Corporativa, entidad que nace en el 2004 con el objetivo de trabajar la correcta aplicación de la RSC, la define como la “forma de dirigir las empresas basado en la gestión de los impactos que su actividad genera” sobre los distintos stakeholders.

Es una definición que muestra la hoja de ruta de sus acciones, pero aún sigue difusa su aplicación. Para ello, se va a recurrir a una entrada publicada por Alberto Andreu, consultor senior de Ernst & Young (EY), en su blog y que titula RSC: En búsqueda de su identidad perdida.


“Es un término susceptible de definirse de muchas formas”


Las empresas que en su momento lideraron la aplicación de la RSC, han pasado a utilizarla únicamente para “minimizar los efectos negativos y maximizar los positivos”. Andreu habla de que esta tendencia de difuminar el término entre la opinión es provocada por varias razones. Resumiremos algunas de ellas a continuación.

  • La RSC es un concepto difícil de definir y, además, controvertido. Andreu concreta la idea de que es un concepto muy variado; no existe una definición concreta del término. La mayoría de las veces se adapta a la misión, visión y cultura de una determinada organización. “Es un término susceptible de definirse de muchas formas”, comenta Andreu. A esto se le suma que el término tiene muchos detractores.
  • La RSC abarca muchos contenidos. Dentro de la RSC se han metido contenidos como la gestión ambiental, el cambio climático, la ética, la transparencia, la reputación corporativa, los derechos humanos, la diversidad, la innovación social, entre otrosAndreu añade, entre líneas, que todos estos contenidos se interrelacionan entre sí, acción distinta en otros ámbitos de la organización (finanzas, marketing, entre otras).
  • Muchos departamentos de RSC se han refugiado en poner en marcha proyectos sociales. Andreu argumenta que sucede esto porque ningún otro departamento toma la iniciativa o porque se dan por vencidos en tratar de insertar esta tendencia, de forma horizontal, en todos los departamentos de la organización.

La Sostenibilidad Corporativa es un concepto que tiene que ir en el ADN de toda organización


Datos obtenidos de Merco Responsabilidad y Gobierno Corporativo 2017 en España. Elaboración propia. 

Para ejemplificar estas ideas citamos a MERCO (Monitor Empresarial de Reputación Corporativa). Funciona como herramienta para evaluar la reputación de las empresas desde distintas perspectivas. Dentro de los seis rankings que elabora MERCO, uno de ellos es Merco Responsabilidad y Gobierno Corporativo, del cual daremos una serie de datos interesante del ranking 2017 en España.

Empresas influyentes en sus respectivos mercados salen en los primeros puestos del ranking por sectores, pero en el ranking por empresas salen al final. El IESE, una de las mejores escuelas de negocios de España y del mundo, se encuentra en el puesto 76 en el ámbito de la formación. En medios de comunicación, el grupo Planeta, es el número 1 en el mercado de medios españoles, pero como empresa está de número 73 dentro de las más sostenibles. Esto evidencia la necesidad imperante de ir escalando, desde dentro de las instituciones, en relevancia de la RSC y su implementación.

Como se ha explicado antes, la RSC se tiene como un término muy amplio, complejo y difícil de entender. Andreu propone que el concepto de RSC evolucione a Sostenibilidad Corporativa. Se insiste en que la RSC no va dirigida solo a los planes o proyectos sociales, sino que es un concepto que tiene que ir en el ADN de toda organización.

Para profundizar más, Andreu hace referencia al Dow Jones Sustainability Index (DJSI), que define a la Sostenibilidad Corporativa como un “enfoque de negocio que persigue crear valor a largo plazo para los accionistas mediante el aprovechamiento de oportunidades y la gestión eficaz de los riesgos inherentes al desarrollo económico, medioambiental y social”. En pocas palabras, es como una actualización de la RSC, pero con el objetivo principal de una vinculación total a la empresa y al negocio.


La Sostenibilidad motiva a generar orgullo de pertenencia a la organización


En su artículo, Andreu presenta una serie de ideas que potencian la necesidad por hacer un cambio de mentalidad, tanto del concepto de RSC a Sostenibilidad Corporativa, como en la gestión interna de las organizaciones. Se explican, a continuación, algunas de ellas.

  • Mecanismo de alineación interna. Se ha dado poco tratamiento a la RSC / Sostenibilidad dentro de las organizaciones. Una de las razones es por su naturaleza horizontal. Es muy difícil luchar contra la verticalidad de los presupuestos, de los objetivos y de la evaluación del desempeño. Y la segunda, hace alusión a la facilidad con que la RSC / Sostenibilidad motiva a generar orgullo de pertenencia. Estar en un trabajo que facilite la realización personal y profesional es uno de los retos a conseguir en los años venideros. 
  • Una forma diferente de gestionar las relaciones institucionales. Permite tener una visión 360º de los stakeholders. Andreu menciona que apoyarse en la RSC / Sostenibilidad puede permitir crear alianzas estratégicas con organizaciones (gobiernos, empresas, ONG, entre otras) y así poder impactar de una forma más sostenible y profunda en la sociedad.
  • Palanca para impulsar la transparencia. Los informes de Gobierno Corporativo tienen su inicio en los informes de sostenibilidad ya que han evidenciado una idea fundamental de la gestión: “Tan importante es saber ‘cuánto se gana’, como saber ‘cómo se gana’“. Es claro que cada vez más la opinión pública reclama esa rendición de cuentas detallada. Esto solo se puede lograr cultivando la transparencia.

Es clarificadora la conclusión que hace Andreu al final de su entrada en la que se posiciona a favor de que la RSC seguirá activa y viva. Dentro de las organizaciones se tiene que procurar insertar la RSC de forma transversal a toda la gestión y a los distintos ámbitos. Esto con el fin de que la misión y visión (ADN de la organización), y su gestión, vuelvan a tomar la posición de importancia en las organizaciones.

*) Si se quiere leer el artículo original y completo, haz clic en RSC: En busca de su identidad perdida. También, si se quiere ampliar el conocimiento sobre temas relacionados, entra a albertoandreu.com.


Imagen tomada de pixabay.com. La imagen fue publicada por Markus Spiske y tiene licencia CC0 Creative Commons para su utilización.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s