26 ponentes debatieron bajo el tema “Alumni, reputation ambassadors”

JUAN FERNANDO CAMPOS BULGARELLI.- La reputación está presente en todos los ámbitos y en todas las organizaciones. La universidad es una institución que requiere profundizar en estos temas. El congreso Building Universities Reputation 2018 (BUR18)  trató la reputación en las universidades desde el punto de vista de los antiguos alumnos. A continuación presentamos una fotogalería con algunos de los expositores que se encargaron de dar ideas, opiniones y contenido a profundizar, desde su experiencia, para que todas las universidades y sus profesionales puedan mejorar su situación. Esto mediante el apoyo en sus antiguos alumnos. 

Participantes del BUR18. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA  

Christine Fairchild, directora de la oficina alumni, Universidad de Oxford.

Christine Fairchild en su primera mesa redonda del BUR18. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

En la primera mesa redonda titulada: La visión de los responsables de las entidades Alumni, Christine Fairchild, responsable de la oficina de alumni de la Universidad de Oxford, opinó que los alumni tienen el poder de cambiar la percepción que se tiene de la universidad. Además, mencionó que la misión de las universidades tiene que ser la de “facilitar las conexiones para que los alumni puedan generar impacto”. “Se tiene que decidir su audiencia, a los que se está tratando de que se comprometan”, señaló Fairchild, con el fin de encarrilar las estrategias a trabajar por parte de las universidades.

Jacob Jensen, director ejecutivo, Universidad Técnica de Dinamarca

Jacob Jensen representando a la DTU en el BUR18. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

Compartiendo la mesa rendonda con Fairchild, Jensen desarrolló uno de los titulares del congreso: “Los alumni son la universidad”. Jensen explicó que para vincular a los alumni se tiene que tener una estrategia, se tiene que saber por dónde empezar. “No puedes hacer todo desde el principio. Tienes que hacer algo que sea de beneficio mutuo entre el alumni y la universidad”, añadió Jensen. La universidad tiene que empezar por ayudar al otro. Así, poco a poco, ese mix de beneficios mutuos va a dar frutos en la vinculación de los antiguos alumnos a la universidad. Después, Jensen promulgó su ponencia titulada: ¿Cómo mantener la llama encendida? Estrategias de engagement de alumni. En ella se recalcó que el principal objetivo de toda oficina de alumni es la de “alinear la misión y visión de la oficina con la misión y visión de la universidad”. 

Petter Nylander, consejero delegado de Universum

Petter Nylander, consejero delegado de Universum. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

¿Cómo afecta la empleabilidad de los alumni a los rankings?, fue el tema del taller en el que participó Petter Nylander. Una de las ideas que dio fue la de que estar a la vanguardia y ser una institución innovadora es lo que hará atractiva a cualquier organización. Con el tiempo las dinámicas de trabajo han cambiado. Antes se hablaba de “trabajo, metas, dirección, instrucciones, dogma, evitar errores, jerarquía, departamentos, entre otros”. Ahora se habla de “vida, propósito, moderadores, valores y cultura, curiosidad, generar impactos, diversidad global, entre otros”,  explicaba Nylander.

Ben Sowter, director de la Unidad de Inteligencia de QS

Ben Sowter mencionaba que la reputación de los antiguos alumnos tiene que ser mantenida. Muchas universidades no tienen la posibilidad de tener un legado de siglos, como por ejemplo Oxford o Cambridge, por lo que tienen que realizar estrategias para enriquecer la relación con sus alumni. Sowter contaba que los rankings que ellos elaboran se centran en la investigación, educación, empleabilidad e internacionalización. Al final de su ponencia señaló que uno de los mayores problemas es el de gestionar el tiempo que dedican los usuarios a llenar las encuestas. La gente tiene que sentirse identificada con la encuesta. “Es un reto lograr eso en la gente”, concluyó.

Aitor Larrabe, director de Talento de Ferrovial

Aitor Larrabe, director de Talento de Ferrovial. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

Larrabe fue el tercer invitado para debatir y brindar ideas sobre los temas de rankings y empleabilidad. Larrabe contaba que el talento es un intangible, es inmaterial. “El talento se cotiza”, añadía Larrabe. Contaba que se contratan personas que trabajen en todas las áreas y ellos se encargan de hacer un análisis de las necesidades profesionales de cada uno. “Cuando pierdes talento se van a la competencia. No son solo ellos, sino es todo el conocimiento que ellos tienen y que han adoptado de sus universidades o antiguos trabajos”, explicó Larrabe para justificar la importancia de no dejar ir al talento por tener un gap en un ámbito concreto.

Ignacio Bernal, director global de Tecnología de BBVA

Ignacio Bernal (izquierda) escuchaba a su compañero Javier Lipuzcoa (derecha) en la sesión impartida. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

Los alumni en el panorama digital fue la sesión impartida por Ignacio Bernal, director global de Tecnología de BBVA. Una de las ideas principales fue que el mundo actual está cambiando su forma de funcionar. “Ya no vale mirar para otro lado, tenemos que hacer un esfuerzo para lidiar con los tecnólogos”, contaba Bernal para referirse a que no es posible crecer si se estancan en las formas de hacer pasadas. También mencionó la necesidad de brindarle a los trabajadores la oportunidad de actualizarse. “Las cosas que son eficientes en tecnología van a ser menos eficientes en un año. Hay que hacer a los profesionales actualizarse constantemente y de forma rápida”, concluyó como idea general para que las organizaciones sean capaces de hacer la transición, en conjunto con la tecnología, de forma eficiente.

Gisela Blohm Paduladelegada de la Universidad de Navarra en Estados Unidos 

Gisela Padula, delegada de la universidad y donante del MUN. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

Gisela B. Padula fue una de las participantes en la mesa redonda titulada: Alumni Giving’, no solo una cuestión económica. Ella habló desde la perspectiva personal del donante. Una de las cuestiones que enfatizó fue que para pedir dinero hay que crear una relación de confianza primero. “No solo se busca el dinero, sino que se lucha por cuidar la relación personal con ese donante”, añadió Padula. También recalcó la necesidad por humanizar las relaciones. Al finalizar Padula decía que el fundraiser tenía que ser capaz de que la presa (donante) haga la donación de manera desinteresada. “A la presa la estás haciendo trascender”, justificó Padula.

Ricardo Martí Fluxá, presidente del Patronato del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

Ricardo M. Fluxá, presidente del Patronato del Museo Reina Sofía, aporta su experiencia en el tema de fundraising. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

En esta misma mesa redonda Martí Fluxa hacía una comparativa con el mundo americano refiriéndose a que éste “está estructurado para que se le pueda retornar o devolver el máximo dividendo posible”. Pero en este tipo de concepto, la reputación desaparece, ya que es algo muy difícil de lograr y requiere tiempo para ser cultivada. También añadió que para pedir se tiene que hacer desde una percepción de prestigio. En la universidad, uno de los integrantes que dan prestigio a la misma son los alumni. “Ellos son embajadores de la institución por donde van, por ese sentimiento de pertenencia”, añadía Martí Fluxa. Una de las preguntas que salía en la mesa era: ¿Dónde donan y qué se espera de esa donación? Martí Fluxa reiteraba la idea de que el proyecto tiene que tener continuidad en el tiempo. “No es dar y desaparecer. Apuestas por la continuidad del proyecto”, concluía.

Víctor Allende, director ejecutivo de Banca Privada y Premier de CaixaBank

Víctor Allende, director ejecutivo de Banca Privada y Premier de CaixaBank, en su ponencia sobre “Alumni Giving”. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

Victor Allende fue el tercer ponente de esta mesa. Habló desde la perspectiva de la entidad que gestiona el fundraising. Expresó la necesidad de brindar ayuda a las personas para que donen. “La gente tiene ganas de ayudar, lo único que se tiene que hacer es darle mecanismos para que ayude”, mencionó. Pero la gente ya no dona por “amor a la humanidad”; como definía a la filantropía. Se tiene que pedir a la gente que done desde una posición de prestigio. Allende recogía la importancia de los alumni para potenciar el prestigio de las universidades. “Cuando coinciden los valores de la empresa y de la universidad, el valor multiplicador y reputacional de ambas, se potencia un montón más”, comentó Allende sin dejar de lado el papel fundamental que deben tener los antiguos alumnos en ese valor multiplicador.

María Iraburu, vicerrectora de profesorado de la Universidad de Navarra

María Iraburu, vicerrectora de profesorado de la Universidad de Navarra, en el primer diálogo sobre sostenibilidad. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

El desarrollo de la responsabilidad social y medioambiental fue el título del primer diálogo con el que finalizó el BUR18María Iraburu fue un de los ponentes de este diálogo. Ella comentó que el tema de la sostenibilidad va de la mano con la coherencia interna de la institución. “Se empieza a percibir como una cuestión de coherencia en las universidades, no como una tarea añadida“, comentó.  El reto está en integrar esta visión en todos los niveles: docencia, investigación, etc. Estas labores solo apuntan a “estar en sintonía con las situaciones de la sociedad”, ya que cada vez hay más inquietud sobre cuestiones sociales y ambientales.

José María Sanz Martínez, vicepresidente adjunto de la CRUE

José María Sanz, vicepresidente adjunto de la CRUE, en el diálogo sobre sostenibilidad. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

José María Sanz completaba el primer diálogo sobre responsabilidad social y medioambiental. Para explicar su tema hizo una comparación entre la cultura anglosajona (Estados Unidos específicamente) y la europea continental. Sanz explicó que en Estados Unidos hay una cultura del service learning y en Europa la tendencia es a priorizar únicamente los objetivos de educación, donde “el conocimiento se genera”. En Europa, en los últimos años, se han trabajado planes para incentivar esa preocupación social y ambiental, pero según Sanz “las universidades tienen que dar un paso más”. Lo concretó en dos ideas: “Estructurar esas acciones en la visión y en el plan estratégico de la universidad”, refiriéndose a que desde dentro de la institución tiene que crecer esa ejemplaridad, y la segunda idea es el “seguir investigando sobre el desarrollo social y sostenible y sus implicaciones en la sociedad”.

Bert van der Zwaan, rector Magnificus de la Universidad de Utrecht y expresidente de la Liga de Universidades de Investigación Europeas

Bert Van Der Zwaan, rector Magnificus de la Universidad de Utrecht, cierra el congreso con el segundo diálogo sobre el futuro de las universidades. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

El segundo y último diálogo, con el que concluía el congreso BUR18, se tituló: The future of the University: research, innovation and enterprise network. Uno de los ponentes en este diálogo fue Bert van der Zwaan, exrector de Utrecht. Una de las cuestiones en las que hizo hincapié fue en los retos que tienen las universidades ante el aumento masivo de estudiantes, la crisis financiera y de financiación y la privatización de la educación, como cuestiones que afectan actualmente este sector. Uno de los retos es el “formar estudiantes que sean creativos”, que no solo obtengan conocimiento. Otro reto es el tener “modelos educativos bien estructurados en todos los planes, más ahora con la digitalización”. Van der Zwaan decía que las universidades no “están alineadas con lo que el mercado está pidiendo”, por lo que se tienen que modificar los planes de estudio para facilitar la adquisición de nuevas cualidades requeridas en el mundo laboral. Por último, habló de la importancia del lifelong learning. Los estudiantes esperan poder seguir aprendiendo después de haber salido de la universidad.

Tan Eng Chye, rector de la Universidad Nacional de Singapur (NUS)

Tan Eng Chye, rector de la Universidad Nacional de Singapur, da sus conclusiones sobre el futuro de las universidades. JOSÉ JUAN RICO / UNIVERSIDAD DE NAVARRA 

La ponencia de Tan Eng Chye estuvo en armonía con lo que mencionó Van der Zwaan. Mencionó las dos tendencias que van a englobar el futuro de la educación universitaria: la innovación y el lifelong learning. “La ratio de cambio en el mercado de trabajo es mucho más rápida”, mencionó Chye haciendo referencia a que ya no se trata solo de conocimientos, sino que hay que inculcar la creatividad. Él es partidario de que a través del fracaso se puede aprender de una mejor manera esas actitudes que se requieren actualmente en el mundo laboral. La segunda temática iba dirigida al aprendizaje continuo, ya que ninguna universidad puede “proveer las habilidades y el conocimiento” para los cincuenta años posteriores a la carrera. Según Chye se tiene que cambiar la “concepción de que hay que seguir aprendiendo”. La universidad tiene que promover esto, y para ello se requiere hacer un cambio total en la mentalidad de los estudiantes, cuerpo docente y empleados.“Reconfigurar, sustancialmente, el sistema educativo”, concluyó Chye.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s